Cómo Murió ANTONIO FLORES

CÓMO MURIÓ
ANTONIO FLORES

Nombre completo: Antonio González Flores

Nacionalidad: Español

Nacimiento: 14 de noviembre de 1961

Fallecimiento: 31 de mayo de 1995

Edad: 33 años

Profesión: Cantante, Compositor y Guitarrista.

Lugar de muerte: Casa familiar del Lerelé, La Moraleja, Alcobendas. (España).

Causa de muerte:

“SOBREDOSIS DE BARBITURICOS Y ALCOHOL”

Cómo falleció ANTONIO FLORES: El público estaba aún reponiéndose de la pérdida de la faraona, cuando otro miembro de la familia Flores, Antonio, desaparece físicamente, al no poder superar el intenso dolor de la muerte de su progenitora: Lola Flores.

Un último concierto en Pamplona, en mayo de 1995, evidenció un estado físico y emocional dejado y depresivo, ejecuto sus canciones más sentidas dedicadas a su madre recién fallecida, se mostró frágil, a punto de romperse. Y se rompió, tan solo a los quince días del fallecimiento de su madre, fue lo más que pudo soportar su frágil emocionalidad.

Un coctel desafortunado, compuesto de alcohol más barbitúricos, acabó con su existencia y con el dolor, a los 33 años de edad, fallece Antonio Flores. En su cuarto, sin ningún tipo de desorden, lo encuentran, a las ocho y media de la mañana, pero había muerto casi a la misma hora que su madre, en la madrugada, en la casa materna, en un anexo destinado solo para él, una cabaña construida por el amor de Lola, para lograr su cercanía. En el momento de su muerte solo estaba en la casa, Antonio y su padre, este último lo acompañó en su póstumo encierro y depresión, no asistiendo ninguno de los dos ni al velorio ni al funeral de Lola. Antonio se fracturo la mano para mitigar su dolor de alguna manera.

Sus pulmones colapsaron por un encharcamiento, se asfixió por su vómito, según alguien allegado a la familia, refirió. Aunque se consideró accidental, en su momento la policía tomó muestras de ropa, una nota manuscrita, medicamentos varios y una agenda, levantaron el cadáver después de mediodía llevándolo a realizar la autopsia de ley por medio del Instituto Anatómico Forense, posteriormente a primeras horas de la tarde, el cuerpo fue trasladado al tanatorio.

Aparentemente tranquilo, los cercanos dudaban de su autocontrol y autocuidado, hipersensible y extremadamente unido a su madre todos temían por él.

Antonio Flores fue enterrado en una ceremonia rápida, en la mañana a las nueve. Aproximadamente dos mil personas se acercaron a despedirlo en el cementerio de La Almudena, en Madrid. (España)

Cabe destacar como hecho curioso que, el cura del cementerio, tenía un responso preparado junto a propios y ajenos, cuando el cortejo pasó de largo hacia el nicho, luego al darse cuenta se devolvieron y rápidamente lo hicieron, llevándolo luego a una tumba provisional, mientras arreglaban el panteón familiar, donde descansan hoy de manera permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *