Cómo Murió LEONARDO DA VINCI

CÓMO MURIÓ

LEONARDO DA VINCI

 

Nombre completo: Leonardo di ser Piero da Vinci

Nacionalidad: Italiano

Nacimiento: 15 de abril de 1452

Fallecimiento: 2 de mayo de 1519

Edad: 67 años

Profesión: Arquitecto, Escultor, Ingeniero, Pintor, Inventor

Lugar de muerte: en el Castillo de Cloux (Francia)

Causa de muerte: 

“NATURAL”

 

Cómo falleció Leonardo Da Vinci:  en 1516 dejó su territorio italiano, a causa de problemas laborales, para refugiarse en Francia, donde se mantuvo hasta su muerte. A partir de 1517 su salud, hasta entonces inquebrantable, comenzó a desmejorar. Su brazo derecho quedó paralizado; pero con su incansable mano izquierda Leonardo aún hacía bocetos de proyectos .

El 2 de mayo de 1519 falleció por causas naturales. Leonardo estuvo enfermo varios meses anteriores a su muerte, por eso redactó su testamento el 23 de abril de ese mismo año delante de un notario de Amboise.

Pidió a un sacerdote para recibir la confesión y la extremaunción de los enfermos.

Leonardo se había hecho amigo del rey Francisco I y vivió sus últimos años en las cercanías del castillo real de Amboise. La tradición dice que murió en los brazos del rey. Esto se debe tal vez a una interpretación literal errónea de un epitafio reportado por Giorgio Vasari.

Este epitafio, que nunca ha sido visto sobre ningún monumento, contiene las palabras “Sinu Regio”. Pueden significar, literalmente “sobre el pecho de un rey”. Pero también, en un sentido metafórico, “en el afecto de un rey”, y significar sólo una alusión a la muerte de Leonardo en un castillo real.

El conde Francisco Melzi, amigo y aprendiz con el que vivió los últimos tres años, fue su principal heredero y quien ejecutó su testamento, recibió el dinero, pinturas, instrumentos, biblioteca y otros efectos personales. Leonardo también recordó a su otro antiguo alumno y compañero, Salai, y a su criado Battista di Vilussis, que recibieron cada uno la mitad de una huerta de Leonardo.

Sus hermanos recibieron 400 escudos, y su sirvienta una capa negra con un borde de piel.

Según su expresa voluntad, sesenta mendigos, cada uno con un cirio, siguieron su ataúd y fueron recompensados por ello.

Su cuerpo fue sepultado en la Capilla de San Huberto del Castillo de Amboise. El 12 de Agosto de 1519 sus restos fueron inhumados en el claustro de la Iglesia de San Florentino en Amboise. Pero su tumba fue olvidada y, cincuenta años después, violada. Sus cenizas debieron dispersarse debido a los desórdenes provocados por las luchas religiosas entre católicos y hugonotes.

SABIAS COMO HAN MUERTO ELLOS ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *